La cola larga (SEO)

Que sucede cuando creas un nuevo sitio web y pretendes elaborar un estrategía SEO. Lo primero que pretendes hacer es escoger cuidadosamente una grupo de palabras clave para rankear en la página de resultados de google (SERP). Diseñas la páginas y amoldas la estructura de la página (sus enlaces internos y contenido) para tratar de obtener buenos resultados en ellas. Introduces las palabras clave y sus sinónimos en el contenido de tus páginas. Finalmente marcas tus páginas con el código de google analytics y después de unos días miras los resultados.

    Para tu sorpresa detectas que muchas de los términos por los que entra la gente en tu página no son los que esperabas e incluso te preguntas porqué apareces en búsquedas que parecen no tener nada que ver con lo que aparece en tu página (si, el bounce rate, relación de rebote y el tiempo medio que pasan los visitantes en tu página se resiente). Es más tu mismo intentando buscar tus páginas por esos términos dan lugar a resultados en los que ni siquiera apareces.

    Pasado aún más tiempo tus visitantes comienzan a entrar en tu página por los términos que pretendías e incluso detectas nuevas frases por los que entran relacionadas con tus productos y así optimizas nuevamente para estos nuevos términos recién descubiertos y que te parecen interesantes.

    Pero que pasa con esos términos ‘raros’ que aparecían al principio. Pues nada que siguen allí atrayendo visitantes (más o menos interesados en lo que ofrece tu web). A medida que tu web se hace más grande y tiene más contenido el número de términos por los que aparecen en las páginas de resultados también aumenta. No sólo de términos extraños sino otros muchos más relacionados con tu contenido. Tus términos principales son los que optienen un mayor número de visitas pero hay otros muchos que atraen proporcionalmente un número muy pequeño de visitas pero que en su conjunto atraen una cantidad de tráfico muy respetable (aún tal vez con una cota de conversión menor). A todos estos términos se le llama la cola larga. Es fácil ver el porqué, si representásemos el % de visitas que llegan a nuestra web con cada una de nuestras palabras claves ordenadas de mayor a menor veríamos que la gráfica empezaría en valore muy altos, tus keywords principales y caería muy rápidamente ha valores mucho más reducidos pero mucho más largo que estos primeros valores.

¿Porqué el concepto de cola larga se ha vuelto tan importante?

    En primer lugar porqué sumando las aportaciones de cada una de las palabras clave que se encuentran en la cola larga tenemos una cantidad de tráfico muy importante que puede rondar el 25% o más dependiendo del tipo de página. Por ejemplo amazón es el rey de la cola larga. Para dar un ejemplo amazón factura más con pequeños libros que apenas tienen 1 o 2 ventas al año que con toda la saga de Harry Potter.

    En segundo lugar que pasa cuando has conseguido escalar puestos para tus palabras clave principales y ya no puedes subir más o porque has alcanzado la 1ª posición o porqué las páginas que están por encima tuyo parecen inamovibles (wikipedia). Pués que ha llegado el momento en el que debes concentrarte en los términos de la cola larga. Porqué es hay donde puedes mejorar tu número tu número de visitas.

¿Pero como hago para para mejorar mi cola larga?

    Como el número de keywords en la cola larga puede ser realmente gigantesco, obviamente no puedes ponerte a optimizar una por una creando por ejemplo landings específicas para cada una de ellas. Además los keywords de la cola larga pueden variar de manera importante. La única manera viable de obtener una cola todavía más larga es aumentar tu web con contenido de calidad, olvidándote de tus palabras claves principales y sus sinónimos, contenido natural (no optimizado con keywords de ningún tipo) y relevante. Muchas veces se dice que un SEO realmente bueno es el que no lo parece aquí tenemos otros buen ejemplo de esto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *