Bendición pastafárica

Os dejó aquí esta bendición pastafárica para que podáis reenviar a ese amig@ que todo el mundo tiene y que a veces parece medio magufo y que se lía con los emails en cadena intentando evitar que sus queridos amigos (incluido tu) tenga cuidado con su messenger, sus mensajes de paz y amor, extraños consejos médicos o de cualquier tipo, etc, etc, etc. Sobre todo aquellos que contienen alguna maldición para aquel desgraciado que “corte” la cadena.

Bendición pastafárica

O dejo aquí transcrito el texto que aparece en la imagen:

Bendición pastafárica

NUM: 0013456

Alguien que te quiere ha detectado que reenvías demasiados emails en cadena por miedo a las amenazas que se contienen en ellos. Por ello es por lo que se ha puesto en contacto con los venerables monjes Pastafaris, guardianes del magnífico Monstruo Volador del Espagueti. Sólo tú y unos pocos malditos habéis sido elegidos para recibir este antiguo manuscrito pastafari

Con la lectura del mismo, estás absuelto de toda maldición recibida por el no-reenvío de emails en cadena que pudieras haber realizado en el pasado y que harás en el futuro. El Gran Dios velará por tu salud colmándote de bendiciones cada vez que decidas no reenviar un email. Esta bendición permanecerá durante toda tu vida y perdurará durante generaciones y generaciones…

A partir de ahora, no será necesario que reenvies emails, ya que las amenazas que en ellos se contienen ya no tendrán efecto. Si decides caer en la tentación de reenviar un email recuerda que el Monstruo Volador está vigilando a todas horas, y que traicionarlo supondría una maldición que nadie en este mundo ha sufrido aún debido a su extrema crueldad.

Recuerda, no reenvies emails, el Espaguetti te está mirando.

Consejo de sabios Pastafaris

La historia de las cosas

El vídeo que presentamos a continuación ya apareció hace algunos años en Internet pero ahora sigue estando de rabiosa actualidad. Porque ya de aquella predecía que nuestro sistema estaba en crisis. Que nuestros gobiernos servían a los intereses de los mercados/corporaciones y que toda nuestra sociedad estaba basada en un voraz consumismo insostenible. A donde nos ha llevado esto además de a un sistema en crisis… Un dato da que pensar: la sustancia con los niveles más altos de los distintos tóxicos de nuestra cadena alimenticia es… ¡La leche materna!.

Aquí tenéis el vídeo de la historia de las cosas:



Da que pensar ¿verdad?

Un Dios todopoderoso

Pues aquí estoy yo y soy todopoderoso. No es que lo haya escogido, es que es así. Nadie me ha dado a escoger porqué sino no sería todopoderoso. Desde el inicio de los tiempos, sea lo que sea lo que esto signifique, yo era todopoderoso ya. Haya habido principio o no. Eso siempre podríais justificarlo como una limitación filosófica de vuestra mente. Yo siempre he sido todopoderoso, quedaros con esto. Aunque lo de siempre os cause también problemas. Sois unos seres muy problemáticos ¡eh!

Pero que fijación tenéis con eso de todopoderoso. Quizás porque eso también choca con vuestras limitadas mentes, igual que lo del concepto de ‘siempre’ o ‘inicio’. Soy todopoderoso. Eso significa que no puedo, ni yo mismo, poner limite a mi poder. Si, estoy de acuero, por lo tanto no soy “todopoderoso”, llamadme si queréis quasi-todopoderoso. Imaginaros que fuera todopoderoso (a vuestra manera) y decidiera limitarme en algún sentido. Estaría perdiendo mis poderes y no sería todopoderoso. Por lo tanto es imposible ser todopoderoso, tenéis razón; tengo esa limitación: no puedo quitarme poderes…. Ja, ja, ja ¿Qué putada no? Ja ja ja ja… . Si, es sarcasmo.

Dios quasi-todopoderoso
Dios quasi-todopoderoso

A ver, qué más. Esto de intentar aliviar vuestras pajas mentales me está dando algún que otro quebradero de cabeza. ¡Ah si!, os preguntáis si soy buena persona y me dedico a hacer el bien o no. Ja ja ja ja, es que me troncho. Venga tíos seamos serios, eso del bien y el mal lo habéis inventado vosotros y ahora me queréis meter a mi en todo este asunto. Joder yo soy como quiero ser que para eso soy quasi-todopoderoso. Habéis visto que capacidad para recoger nuevos conceptos. Eso de hacer el bien es una absurda pantomima basada en el hecho de intentar haceros la vida lo mejor posible los unos a los otros y punto. No hay más misterio, una acción “buena” os facilita las cosas a vosotros mismos y a vuesto colectivo como especie o al grupo en el que os sintáis incluidos claro, porque también el concepto es extensible a animales, plantas u otros seres. No me exijáis/pidáis o me recéis que yo os haga bien o que os haga tener hijos/pareja/dinero/no-problemas, etc o todas esas cosas que estáis haciendo algunos, intendad hacerlo por vosotros mismos. Si invirtierais el tiempo que invertís en rezar en ayudaros entre vosotros sería tiempo mejor gastado. Os lo aseguro yo y eso sí que es garantía. Si ya pensáis que soy topoderoso y bondadoso no deberían quedaros dudas.

Menos mal que además soy centro de infinita sabiduría. Ja ja ja ja, esa frase, que es vuestra, también me hace gracia. Si, soy muy gracioso, como vosotros. Y si no te ríes ahora mismo te lanzo un rayo…

Ja ja ja ja ja humanos. Mirad si os matáis entre vosotros, allá vosotros. Si os mortificáis entre vosotros allá vosotros. Joder sé que es jodido pensar que estáis sólos en el universo pero tenéis que superarlo, que ya sois mayorcitos. Yo no voy ha hacer nada por vosotros. ¿O queréis más pruebas?. ¿Me habéis visto ir en ayuda vuestra cuando llega una enfermedad, un tsunami o alguna otra desgracia?. La mayoría de soluciones a vuestros problemas lo habéis conseguido vosotros mismos. ¡Enhorabuena y muchos animos! Yo no he tenido nada que ver.

Pues ala, no intentéis justificar vuestras acciones/atrocidades fingiendo que me seguís o que seguís mi mandato. Yo no os lo he pedido y no creáis a nadie que diga hablar por mi (o que diga que escuchó a otro hablar por mi). Simple y llanamente es mentira. ¿Para qué me iba a interesar a mi tener legiones de seguidores?. Si soy quasi-todopoderoso…

Posdata: Lo del ornitorrinco fue un error ¡Vale! Lo siento…

Ornitorrinco
Me salió un animal un poco raro lo admito

Cuerpo de nutria, piel de topo, cola de castor, pico de pato, patas de rana, dientes, pone huevos y es mamífero. Para los que seguís diciendo que no tengo sentido del humor.

Estoy hasta los cojones de…

  1. Los que señalan su muñeca cuando preguntan por la hora… Ya sé donde está mi puto reloj, colega, ¿dónde tienes el tuyo? ¿Me señalo yo los huevos cuando pregunto donde está el water?
  2. Los que se levantan del sofá para buscar el mando a distancia por todo el salón porque se niegan a acercarse a la tele y cambiar el canal manualmente.
  3. Las tias que te dicen “Sí, hombre, si quieres te bajo los pantalones y, encima, te la chupo”. ¡Pues claro! ¿Para qué me vas a bajar los pantalones si no me la vas a chupar?
  4. Los que dicen “Siempre está en el último lugar en el que miras”. Pues claro. ¿Quién cojones sigue buscando algo después de encontrarlo?
  5. Los que están viendo una película y dicen “¿Has visto eso?”. No, capullo, he pagado 5 euros para venir al cine y mirar el puto suelo.
  6. Los que preguntan “¿Puedo preguntarte una cosa?”. No me dejas elección, ¿no?
  7. Los que dicen cosas como “Mis ojos ya no son lo que eran”. ¿Y qué eran? ¿Orejas? ¿Botas de agua?
  8. Los que anuncian que se van al water. Gracias, pero no me hacía falta saberlo.
  9. Los currantes del MacDonalds que fingen que no te entienden a menos que pongas el “Mac” antes de la comida que estás pidiendo… Tienes que decir una MacHamburguesa de Pollo, si dices Hamburguesa de Pollo se quedan en blanco… Bueno, pues, me pones una MacPajita y te la meto por tu MacCulo, puto MacCapullo.
  10. Cuando tienes un accidente y te preguntan “¿Estás bien?”. Sí, sí, gracias, recojo mis piernas y me largo enseguida.

Esos tortazos tan entrañables

De vez en cuando no está nada mal ver una pequeña selección de esas cosas que pasan de vez en cuando, con el niño, el perro, la suegra, el vecino o uno mismo (¡me cachis!) y que tanto alegran el día a los otros (y que suelen ser muy recordados con el paso de tiempo).

¿Donde se había escondido el chino cudeiro?

y por último este video que me hizo partirme la caja hace algún tiempo.

Increibles casualidades

En Las aventuras de Arthur Gordon Pym, escrito por Edgar Allan Poe en 1850, se cuenta la historia de un naufragio cerca de las islas Malvinas del cual quedan cuatro supervivientes en una balsa. Acuciados por el hambre, sortean entre ellos a quién van a matar para comérselo y pierde un grumete llamado Richard Parker. En 1884, una goleta británica naufragó cerca de las islas Sandwich. Quedaron cuatro supervivientes y echaron a suertes a quién debían matar para comérselo y sobrevivir. La suerte decidió que el desafortunado fuera un grumete llamado Richard Parker.